AeroMobil

Desde hace décadas, fabricar un coche que también fuese capaz de volar ha sido el sueño de muchos ingenieros. No se trata tanto de una cuestión técnica (resuelta sobradamente) como del precio al que se venderían y, sobre todo, las aspectos legales sobre su uso en el aire.





El último coche volador lo ha presentado una empresa eslovaca en el Pioneers Festival de Viena (Austria). Se trata del AeroMobil 3.0, un automóvil con alas plegables que se guardan detrás de la cabina y que, según la compañía, comenzará a producirse en serie en dos o tres años. Se une así a otras compañías como la norteamericana Terrafugia o la española Helikar .

Se trata del cuarto prototipo que la entidad presenta desde sus comienzos en 1990. El vehículo obtiene su nombre de la fusión de las palabras Aeroplano y Automóvil (una clara definición de sus habilidades).



Stefan Vadocz, portavoz de AeroMobil, admitió que todavía es necesaria alguna modificación del modelo, actualmente en fase de prototipo de pruebas, aunque precisó que está “muy cerca del producto final”.

El AeroMobil está pensado para circular con normalidad por las calles como cualquier otro vehículo, pues sus alas son plegables, permitiéndole estacionar en un espacio convencional y hacer un uso normal de las vías y carreteras. Y como avión, puede utilizar cualquier aeropuerto del mundo, e incluso despegar y aterrizar en un terreno, ya sea de hierba o asfalto, siempre que tenga la longitud requerida de varios cientos de metros.




El nuevo prototipo biplaza cuenta con un esqueleto de acero y fibra de carbono y tiene un peso aproximado de 450 kilogramos. Sus medidas son de 2,24 metros de ancho por seis de largo sin alas; cuando las despliega llega a 8,32 metros de ancho. Según aseguran sus creadores, puede aparcarse en una plaza normal de coche siempre y cuando tenga los alerones plegados.

El automóvil, posee un motor Rotax 912 ULS que funciona con gasolina común. Volando, puede llegar a recorrer un total de 700 kilómetros con un único tanque de gasolina. En estas condiciones, presenta un consumo de 15 litros por cada hora. En el aire puede volar a más de 200 kilómetros por hora, y su velocidad de despegue es de unos 130 kilómetros por hora.





Por su parte en la carretera, tiene un consumo de ocho litros por cada 100 kilómetros y una autonomía de 875 kilómetros. En este caso, la velocidad máxima que llega a alcanzar son 160 kilómetros por hora.

Además, el prototipo contiene todas las características principales que pueden ser incorporados en el producto final, tales como equipos de aviónica, piloto automático y un avanzado sistema de despliegue del paracaídas.

AeroMobil 3.0 tiene otras tecnologías como un ángulo variable de ataque de las alas que acorta significativamente los requisitos de despegue, y una suspensión resistente que permite el despegue y el aterrizaje en terrenos relativamente ásperos.






ads by AdXpansion

¿Te ha gustado? valora este post

A la vergaCulerónDos trenzasChingón+ mil millones (No te vayas sin votar)
Loading...

¿Tienes problemas para visualizar este post? escribe un comentario en el post y en breve alguno de nuestros administradores lo arreglará
Do you have trouble viewing this post ? Write a comment on the post and soon one of our administrators will fix it. Thank you!